Cómo remar en Kayak: Técnica y Maniobras

Originalmente, los kayaks se utilizaban por los esquimales para salir a pescar o cazar. Y su nombre significa “bote de hombre” o “pedazo de madera flotante”. Sin embargo, para conocer la técnica y las maniobras correctas de un kayak, lo primero que debemos saber es que es una piragua en la que pueden viajar desde una, a cuatro personas.

En la actualidad, el kayak tiene un uso deportivo en donde el tripulante, se coloca en el asiento o bañera y se desplaza a través de propulsión manual, mediante remos o palas de doble hoja.

Debido a la gran variedad de modelos que existen en el mercado, es posible darles usos en aguas tranquilas o bravas, ya que hay varios tipos de kayaks como:

¿Qué debemos saber antes de subir a un kayak?

En primer lugar, deberemos encontrarnos en buena forma física ya que, si contamos con algún problema de espalda, hombros o caderas, será muy difícil que realicemos la actividad sin problemas.

Esto se debe a que cuando el tripulante sube a un kayak, no solo estira los brazos, sino que también hace fuerza con la espalda. De hecho, los deportistas profesionales recomiendan que al realizar este tipo de deporte, se practique la técnica con todo el cuerpo en conjunto.

Para combinar bien cada movimiento, se debe realizar fuerza en los brazos y espalda, acompañados de giros continuados, junto con un buen apoyo de piernas y caderas.

¿Cómo sé que me he colocado en la posición correcta?

Cuando montamos en un kayak debemos saber si estamos bien posicionados a nivel corporal. Para ello, es necesario que una vez sentados, nuestras piernas queden flexionadas y los pies estén apoyados en los calapiés o reposapiés, para poder presionar y hacer fuerza con las piernas, cuando empecemos a palear.

kayak

Para saber que tenemos la postura correcta, debemos ser capaces de combinar todo el cuerpo a la vez, como si de un conjunto único se tratase.

Por un lado, trabajaremos los brazos, mientras hacemos torsión con el tronco o espalda y giramos levemente la cadera, mientras dejamos las piernas apoyadas para coger fuerza e impulsarnos con cada paleo.

Si eres principiante, debes saber que cuando clavas la pala derecha en el agua para impulsar el kayak, debes hacer fuerza con la pierna derecha. Del mismo modo, el tronco girará cuando lleves la cuchara del remo hacia ti y arrastrarás el agua con más fuerza que si únicamente hubieses utilizado los brazos.

Contra más agua cargues con cada paletazo, mayor propulsión obtendrás. Pero recuerda que la espalda debe permanecer recta, aunque un poco inclinada hacia delante. Esto os evitará más de una lesión.

Recuerda que cuando se está paleando, el agua se coge de la parte más delantera posible y la arrastramos hacía detrás para poder avanzar con más velocidad. Por este motivo, es importante mantener la postura y trabajar con todo el cuerpo.

Nuestro pequeño consejo

Es habitual encontrar a principiantes que, cegados por el afán de disfrutar de su kayak nuevo, se olvidan de prestar atención a los pequeños detalles de la técnica del paleo. Por eso, os dejamos un consejo muy útil que os evitará tener lesiones cuando practiquéis este deporte.

Nunca se deben levantar los codos por encima de los hombros ya que sobrecargaríamos mucho esa zona y acabaríamos con alguna contractura muscular o dolor de cervicales.

Nuestro consejo para una buena técnica de paleo en kayak es que cuando la pala la hemos echado hacia atrás, en el agua, para coger la propulsión.

Cuando esté a la altura de nuestra cadera, debemos sacarla dejando el codo por debajo del hombro. Ahora que tenemos la pala fuera del agua, podremos empujarla con el pectoral hacia adelante, a la altura de la vista. No debemos olvidar girar nuestro tronco de forma acompasada, para introducirla en el agua de nuevo y volver a propulsarnos.

Por otro lado, si eres diestro deberás sujetar la pala con la mano derecha, ya que la izquierda será la que te permita realizar el movimiento de rotación. De esta forma será la mano izquierda la encargada de cambiar el ángulo de la hoja al entrar en el agua.

Si no estás acostumbrado a saber colocar la posición correcta de la pala puedes poner cinta americana en el lado derecho. De esta forma, la mano derecha siempre estará en la posición correcta, sin resbalamientos y tendremos una referencia sobre donde debemos agarrar la pala.

Finalmente, es muy importante que el kayak se deslice en línea recta y para ello es fundamental saber donde colocamos las manos.

Empezaremos por colocar los brazos en un ángulo de 90 grados hacía el cielo (como si nuestro cuerpo quisiera alcanzar las nubes y quedase en forma de tenedor).

Es decir, las manos no sobrepasarán la altura de la cabeza y nuestros brazos quedarán con los codos flexionados, pero apuntando al cielo. De esta forma, cogeremos la pala asegurando que en la mano derecha, la cuchara queda de forma horizontal y la mano izquierda en forma vertical.

Las mejores técnicas de paleo

A continuación, os hablaremos de las mejores técnicas que podéis utilizar cuando os propulséis en un kayak.

Lo primero es conocer en qué terreno se va a utilizar, ya que no es lo mismo practicar este deporte en aguas tranquilas que en aguas bravas.

De hecho, cuando he utilizado el kayak en el mar, me he dado cuenta que, aunque se pretenda seguir las técnicas corporales correctas, es casi imposible conseguirlo. Esto se debe a que las olas, el viento y las corrientes, impiden muchas veces la navegabilidad.

En este caso, se activa nuestro sentido de supervivencia y remamos, como se puede, para volver a la orilla sanos y salvos, evitando que el kayak vuelque.

La técnica del rectángulo imaginario

Se recomienda que al remar los codos no sobrepasen la altura de los hombros, por este motivo, es mejor imaginar un rectángulo al palear. Es como si pegásemos pequeños puñetazos, pero sujetados a la pala y dibujando un rectángulo.

Imaginariamente, los laterales de la embarcación, serían los dos lados del rectángulo, donde las manos no saldrán más de 8 o 12 cm del borde del kayak para poder hacer más fuerza.

En ocasiones, veréis a profesionales que levantan sus codos por encima del hombro para coger un paleo mayor, a esta técnica se la conoce como paleo alto. No obstante, no es recomendable realizarla si no eres profesional, ni en largos recorridos, pues, aunque ganéis impulso, a la larga puede ocasionar lesiones.

La técnica del remado armónico

Recuerda que palear de forma armónica es fundamental, pues si bajas el ritmo inesperadamente, frenarás la velocidad del kayak y tus articulaciones sentirán la presión del agua en la pala. Por este motivo, es importante que las paladas se realicen de forma acompasada según la inercia del kayak.

Un indicador de que no estás paleando adecuadamente es el chapoteo que se produce cuando introduces o sacas la hoja en el agua. Procura que sea lo más silenciosa posible.

Con la práctica, notaréis que habéis adquirido mayor fuerza en los brazos y resistencia, pues la mejor técnica se consigue a base de práctica y horas de entrenamiento.

No pongáis vuestros músculos en tensión, mantener una respiración relajada y constante. Esa sensación os ayudará a palear mejor.

La técnica del acoplamiento

Cuando subimos a un kayak es importante que nuestro cuerpo y el kayak se fusionen en uno solo. Para ello es importantísimo sentarse rectos y con las piernas bien ancladas en los apoyapiés. Deberemos sentir que estamos justamente en el centro de la embarcación para garantizar la estabilidad y la movilidad del mismo.

Para garantizar un buen acople, es necesario ajustar el asiento, quedando el respaldo pegado a nuestra espalda y las piernas con las rodillas levemente flexionadas.

Los pies deben apoyar no únicamente con los dedos, sino que debemos hacer fuerza con toda la superficie de la punta del pie, pero sin pasarnos a la planta.

Tened en cuenta que una vez que os subáis al kayak y os lancéis a un rio, lago o mar, no será posible rectificar vuestra postura adecuadamente. Por eso, aseguraos de que habéis ajustado bien el asiento y os habéis colocado en la posición correcta, tened en cuenta que realizaréis muchos kilómetros y la comodidad es importante.

Consejos para elegir la pala correcta

El elemento más importante de todo kayak es la pala, porque es la que nos permite hacer mayor o menor fuerza sobre el agua.

pala de kayak

Además, nos va a facilitar que acabemos más o menos cansados físicamente. Es algo parecido a una pista de esquí, donde hay que elegir los mejores esquís según tu altura y condiciones físicas. Pues en el mundo del kayak pasa lo mismo.

Si pensabas que todas las palas eran iguales, estás equivocado. Actualmente existen muchos modelos de palas, entre las que destacamos las siguientes:

  • Pala de aluminio
  • Pala de cuchara
  • Pala de mar o esca
  • Pala Groenlandesa

No entraremos en detalle en cada una de ellas, porque depende mucho del terreno por donde naveguéis y que características pretendáis conseguir en vuestro trayecto.

Lo que, si tenéis que tener en cuenta a la hora de escoger una pala, es el tamaño y el largo, ya que os permitirá impulsaros mejor en el agua. Además, con una buena elección de la pala, evitareis volcar y hasta podréis remar hacia atrás cuando tengáis un poco más de experiencia.

¿Cuál es el tamaño ideal de la pala?

Cuando se selecciona una pala para nuestro kayak, lo que tenemos que tener en cuenta, es que sea de nuestra longitud. Es decir, si intentamos tocar el borde la pala con las manos, debería faltarnos unos 5 centímetros para llegar al mismo.

Otra de las características en la que debéis fijaros, es que las cucharas de ambos extremos se encuentren en diferente plano, quedando una en vertical y la otra en horizontal. Normalmente, si sois diestros, el lado que queda en horizontal es el del lado derecho y el vertical el del lado izquierdo.

Por último, tened en cuenta que, las hojas de las palas no son asimétricas, por lo que el lado cerrado o el que está menos redondeado, debe quedar en la parte superior al utilizarse.

¿Por qué debo sujetar la pala a la embarcación?

La pala se puede sujetar a la embarcación, o si sois un poco más experimentados, podéis hacerlo en vuestra propia muñeca. Es importante amarrar este elemento, porque ante un vuelco, la pala es lo primero que se perdería y sin ella, sería imposible volver a salvo a la orilla o punto de partida.

El accesorio con el que podréis sujetar las palas de forma más cómoda, se conoce con el nombre de leash y es como una especie de goma que se puede enrollar sobre la pértiga de la pala y se sujeta a los bordes de la embarcación.

Esta sujeción no nos impide el paleo y nos asegura que nunca se pierdan las palas en caso de un accidente inesperado.

¿Qué maniobras se pueden realizar en un kayak?

A continuación, os dejaremos las maniobras más utilizadas en un kayak, para que podáis dirigir vuestra embarcación en la dirección correcta, ya sea por mar, playa, lagos o ríos.

beneficios del kayak

Si eres principiante y no sabes dirigirlo en la dirección que tu quisieras y te cuesta interiorizar nuestros consejos de maniobrabilidad, es esencial que os apoyéis en el timón para redirigir vuestro trayecto.

No obstante, si queréis convertiros en unos expertos practicando este deporte, deberéis saber realizar las siguientes maniobras:

  • Remar hacia delante
  • Remar hacia atrás
  • Frenar el kayak en marcha
  • Giros de cambio de rumbo o en parado
  • Canteo
  • Timotear
  • Saber desplazarse lateralmente

Tened en cuenta, que cuando viajéis en kayak, todos los elementos externos jugarán un papel importante en vuestras maniobras. Por esta razón, es importante que conozcáis bien el terreno y sepáis si es una zona de viento, olas, corrientes, rocas, etc.

Remar hacia delante

Para remar hacia delante, lo único que necesitas es seguir los consejos que hemos dado al principio del artículo sobre la postura corporal y la posición de los brazos y la pala.

Únicamente, es necesario que sepáis que, para un deslazamiento hacia adelante, es imprescindible la introducción de la pala en la parte delante del agua para arrastrarla hacia vosotros y poder propulsaros.

Recordad hacer siempre movimientos acompasados. Además, tened en cuenta, que la hoja que arrastra el agua queda en forma vertical.

Remar hacia atrás

Utilizaremos la misma posición que cuando nos desplazamos hacía delante, pero en vez de propulsar el agua hacia nosotros, lo hacemos en la dirección contraria. Es decir, introduciríamos la pala en la parte posterior de la embarcación y la empujaríamos el agua hacía adelante, con las hojas de la pala en vertical.

Frenar el kayak en marcha

Muchas personas, piensan que no es necesario aprender esta técnica, pero en numerosas ocasiones las corrientes nos dirigen a sitios con pendiente o lugares rocosos. Para no chocarnos con estos imprevistos, es necesario saber frenar a tiempo el kayak.

Lo único que debéis hacer para frenar, es introducir la pala en un lateral del mismo. Contra más pala metamos en el agua y más se aproxime a un grado de 90 grados con el casco de cubierta, más fuerza de frenado estaréis ejerciendo.

La hoja de la pala siempre tiene que quedar en forma vertical dentro del agua, para ejerza efecto de frenado con la corriente.

Pero tened en cuenta que, si únicamente frenáis el kayak por un lado, correréis peligro de que vuestra embarcación se voltee y cambie el rumbo.

Por lo que es importante que alternéis la introducción de la hoja de la pala, no solo en un lado del kayak, sino ir jugando con ambos lados para mantener la estabilidad.

Giros de cambio de rumbo o en parado

Para girar en marcha, es necesario que solo se palee de un único lado. Por ejemplo, si queremos desplazarnos al lado derecho, deberemos palear en el lado izquierdo únicamente.

De esta forma la embarcación se irá girando y cuando tengamos la dirección deseada, seguiremos paleando en ambas partes para mantener nuestra dirección recta.

Canteo

Muchas personas cometen el error de cantear el kayak inclinando el cuerpo por completo, junto con la embarcación.

Pero para un buen canteo, lo que se debe hacer es permanecer con el tronco recto. De esta forma, nos cantearemos hacía un lado u otro, únicamente con un movimiento de cadera.

Está técnica se realiza mejor con kayak de cuerpo cerrado ya que, con los abiertos, se tiene menos manejabilidad. También nos sirve para estabilizar el kayak en caso de oleaje o de choques de agua y nos permite realizar pequeños giros.

Si queremos desplazarnos de manera menos potente, lo que deberemos hacer, es introducir solamente la mitad de la hoja de la pala en el agua. De esta forma, la presión es más leve y el giro menor.

Saber timotear

Timotear es la técnica que se usa para redirigir el kayak con nuestra pala como si fuese un timón. Para ello colocaremos la pala en posición paralela al casco, en el lado que queramos girar.

Es importante que la hoja delantera de la pala no entre en el agua, mientras que la parte trasera si lo hará de forma vertical. Una vez, hecho esto, lo único que deberemos hacer, es ir separando la hoja de la embarcación, para ir girando. Contra más alejemos la hoja, mayor será el giro.

Podemos utilizar está técnica cuando somos arrastrados por el oleaje o por corrientes de viento extremas, ya que el paleo, a veces, es imposible de realizar. Pero con esta técnica lograremos dirigir la embarcación de la mejor forma posible.

Saber deslazarse lateralmente

En la actualidad, el kayak es una de las pocas embarcaciones con la que se puede realizar esta maniobra, pero debemos tener cuidado de no volcar.

Nota
Es importante que la maniobra se realice sobre el lado que queremos acercar a la orilla. Para realizar el movimiento correctamente, imaginaremos que dibujamos un ocho en el agua, pero únicamente sobre el lado que queremos desplazar.

Para acercarnos, deberemos introducir la hoja de la pala en vertical y arrastrar el agua hacia nosotros de manera acompasada, haciendo lo mismo con el otro extemo de la pala para ir acercándonos.

En caso de querer alejarnos, se haría el mismo movimiento, pero en vez de acercar las hojas de la pala a la embarcación, las empujaríamos hacía delante, mientras están dentro del agua.

Finalmente, comentaros que existen muchas otras técnicas para maniobrar con kayak. No obstante, nosotros hemos querido resumir las más utilizadas, para que os seán de gran ayuda en la iniciación de este deporte.

Artículos sobre Kayak

Gemma Gloria Romero

Me llamo Gemma Gloria Romero y soy divemaster desde hace más de 15 años. Amante del buceo y la naturaleza, bióloga marina y emprendedora.

Deja un comentario